24 de noviembre de 2009

Reflexiones


Uno sabe que habrá que remar,
pero en el momento del "si, quiero",
importa poco.
Uno sabe que llegará un día en que
"sos todo para mí" cambiará de significado.
Uno sabe que en la tentativa del "no"
podemos jugar un buen rato,
y jugando emergeremos... o no, todo lo contrario.
Uno sabe que el sentimiento de deslumbramiento es tan efímero,
aunque no tanto... fueron 12 años!
Uno sabe que cuando el deseo de poder se entromete
y el ego se apodera es un poco tarde.
Uno sabe lo que dijo, cuando lo dijo, cuando calló y cuando negoció...
en qué momento puso sobre la mesa su mejor carta.

En el amor nos fundimos
en la pasión nos hundimos...

Finalmente, uno sabe que el otro sabe.
Y entonces?

Fue cuando me di cuenta
de que sobraban las palabras...


Ese amor que llamábamos sublime,
entero, pleno,
que sentimos: todo lo puede.
No habrá tormenta ni tsunami
que nos impida remontar vuelo...
No pudimos percatarnos
de pequeñas lloviznas
que diezmaron el fuerte.


El día que pensamos que siendo el amor poderoso,
bastaba con ello,
se sustentaba solo...
sin lugar a dudas,ese día, esos días,
quién faltó a la cita
fue la inteligencia.

7 comentarios:

Fernando dijo...

hola Paola,siempre es un placer pasar por aqui y poder leer estas cosas tan maravillosas.
Besos.
Fer.

Magah dijo...

Brutal honestidad a la hora de entender, de enterarnos que el amor debe ser construido y para eso hace falta inteligencia.
Confieso, no he sabido hacerlo, pero aun es tiempo y lo intento.
Muy ueno Paola!

..NaNy.. dijo...

Hola de visita por tu blog y me gusta. Precioso el escrito con mucha ternura. Saludos

Soñadora dijo...

Es una pena cuando un gran amor termina.
Besitos,

Paola dijo...

Fernando: gracias, puedes pasar cuando quieras.

Magah: brutal honestidad, sinceridad, como me sale, en eso estoy. Si todo se derrumba, mejor no hacerse el distraido y sacar algo en limpio. Un beso.

NaNy: bienvenida! Pasaré por tu blog.

Soñadora: cuando fue grande, duele más. Es una pena q falláramos ambos en el rescate. Aprendo a cada paso. Besos!

roxana dijo...

Excelente, pero lamentable llegar a ello! pero quien no lo sintió algun momento? sino en su pareja, con un amigo, un jefe, un compañero. Se termia el enamoramiento y hay que ver si se convierte en amor!
El deslumbramiento, el poner en el otro, el idealizar etc. somos humanos y tenemos que aprender. Un gusto! Un saludo

Ricardo dijo...

Decía Vinicius que el amor no es eterno porque es llama, pero debe ser eterno mientras dure.
Cuando se termina un gran amor, surge un ser amoroso en nosotros, y mucha gente que nos quiere, y eso tal vez no compense pero está muy bueno!