12 de agosto de 2010

Mimo al Ego



Sucede que, cuando se es portadora de unos impecables rulos, más que rulos bucles, y llega el día "x" en el que sin razón, tan solo por ese gusto de cambiar que solemos tener las mujeres, por puro placer, por inexpresable disfrute... se decide a plancharlos (estilista mediante), nada definitivo... sucede que, como bonus T al mimo autoprodigado, un torbellino de sorpresa, muy cómico, se desata en los alrededores... es tan linda la gente, tan amorosa !!!!

Y hubo algunos a los que les costó reconocerme (¿?)... gente que me ve a diario (a tener en cuenta la próxima vez que desee pasar desapercibida).

Y hasta parece que el color fuera más claro, dicen los entendidos, porque el lacio refleja de otra forma... bla bla bla.

Todo por el módico precio de la ocurrencia del auto-mimo. Ja!

4 comentarios:

Adriano dijo...

aproveche amiga, yo cuanto mucho, podría pelarme, porque largo me molesta y las canas afloran parezco perro viejo. La toca ya no se hace no?

Fabiana dijo...

Está muy bueno cada tanto hacer un cambio. Aunque sea muy pequeño, pero coincido con vos: se trata de un momo que nos hace sentir bien.

Saludos.

Alma Inquieta dijo...

Sí, cambiar hace muy bien al ego y levanta el ánimo!

Un beso y que tengas un excelente fin de semana... con nuevo look...

Poli dijo...

ja, Adriano, la toca! Noo, quedó demodé, por suerte se inventaron cosas mejores. Alguna vez me la hizo mi mamá, algo asi como a los 10 años, y era un suplicio! Dormir con ese rulerote en la cabeza...
Ud pelarse?? mmmm, yo le veo el cabello bien, las canas no sé, vienen con la sabiduria, no quedan mal. besos.

Fabiana: es un mimo ToTal para mi, que no tengo un cabello desastrozo, no reniego mucho, pero me aburro de mis rulos. Para variar.... besos.

Alma: gracias! Fue un lindo finde y despues caí enfermucha... mucho mimo habrá sido?? Besos.