23 de abril de 2010

Principito

Parte de la tropa en cama, en estado lastimoso, para remate sigue el frío polar in-so-por-ta-ble que nada ayuda a estas cuestiones (bueno, me quejo un poco, pero con razón!)

Toda la mañana dedicada a Princess, mi lady-peque, solas ella y yo, plan de mimos varios, cuidados, dibujos y lectura entretenida para olvidar lo quejoso del tema febril y demás.

Optamos por El Principito para variar, la cantidad de libros infantiles que tenemos y ya super leídos... siendo este todavía mio-mio es como mágico, se torna una atracción diferente. Diferentes también los dibujos, algo raros, algo escasos, que nada tienen que ver con la vasta ilustración de los libros actuales. Y si razones faltaban, hace tiempo que no lo leía!

Excelente oportunidad para compartirlo con ella.

Ni recuerdo qué edad habré tenido cuando me lo regalaron... 10, menos tal vez.

Adoro ese libro, era el especial, el más querido. Está muy leído, algo desvencijado, pero sigue lindo. Hubo otros también favoritos,
y algunos que no recuerdo, que ya no encuentro, que al parecer no pudieron sobrevivir a varias mudanzas y unos cuantos hermanos, al pasar de mano en mano.

Apenas lo abrimos, volé en el tiempo, y antes de leer la primera página, dos dibujos me vinieron a la mente: el famoso sombrero, dibujo "incomprendido" y el planeta plagado de Baobabs... luego me acordé de cuando vi la Isla de los Pájaros personalmente, como todo tiene que ver con todo... y me dije -ah, esa era! Ahora está bastante cerca de estos parajes, y dicen que tal vez inspiró en algo ese 1º dibujo.

Me encantan estos dos párrafos, me rio, me resultan tan tiernos: "las personas grandes nunca comprenden nada por sí solas y es cansador para los niños tener que darles siempre y siempre explicaciones". Desparpajo genuino y encantador! Y cuando habla de las preguntas "propias" de la adultez al conocer a una persona... totalmente cierto, y no deja de ser adorable.

Sí si, la princess se enganchó... y yo volví a disfrutarlo.

Y luego me quedé pensando en lo que Uno, adulto, hace para seguir sintiendo "eso" que siente un niño, para seguir explorando, para seguir maravillándose, para tener las cuestiones importantes tan claras... para en realidad seguir jugando!

Buscando actividades que nos gratifiquen y dejen aflorar la faceta lúdica, creando satisfacción, disfrutando.
Cómo el sencillo hecho de saltar o correr o bailar o pintar o cantar o... (muchas otras), nos evade sanamente del mundo que a veces oprime un poco, y volvemos por un rato a ser niños, y sí, nos olvidamos de todo.

Entonces, digo, con todos esos mensajes, es un libro para niños? No quiso "sacudirnos" un poquito?? Despertarnos?? Seguramente!!
Y decirnos/decirse...ey, basta de tanta seriedad! Puede que no nos reconozcamos seres serios, o no lo seamos, pero quién no padece a veces del olvido de jugar?

Y de reír a carcajadas..."hasta que te duela la cara", como sonaba una publicidad años-a. Cada situación o persona que nos hace reír nos permite soltar amarras. Nos libera. Me encanta.



Y, como una cosa me llevó a otra, ahora... no puedo más que reirme de mi propio devaneo mental !!! Es así, hay días en que la locura atrapa.

5 comentarios:

luisa maria cordoba dijo...

Hace un año volví a leer ese libro, y te aseguro que lo disfruté mucho.
Un besito guapa.

Fabi dijo...

El principito, Il piccolo principe... una auntèntica obra maestra!
Lo tengo en el mio y tuyo idioma, uno de mis primeros libros que es siempre corriente, una guia para no perder la sonrisa, para no perder nuestra niñez...

Te dejo mis abrazos para este fin de semana, amiga!!

Adriano dijo...

ah nuestro niño interior, hay que cuidarlo mucho! ya no sé donde estará mi principito, alguien se lo quedó. tengo una remera con el dibujo del "sombrero"..

DeVezEnCuando... dijo...

Adoro el principito.... muchos libros vinieron después pero sigue estando entre los preferidos, y aunque no tengo excusas pequeñas para retomarlo, cada tanto lo releo.

Paola dijo...

Luisa, Fabi, Adriano, Devez...: con o sin excusa, es un Excelente libro! Me encantó releerlo.

Y claro, sigamos cuidando-cultivando-disfrutando del niño interior !!!

Besos a todos.