26 de abril de 2010

Simple satisfacción



Satisfacción que se siente al haberme despegado un poco del bagaje doloroso del último año...Algo tan simple como la mochila que se aliviana.
Satisfacción de ocuparme de mí, de mis deseos, de hacer planes y disfrutar solo eso. De reírme, de qué? de nada, de lo que acontece, de todas las vueltas y más vueltas para llegar a destino. De que actitudes ultra repetidas ahora sí, no empañen el día. De poder hacer la vista gorda, oídos sordos y todo lo demás.
Puede hacer una simple sensación tanto alboroto?? Si, se ve que puede... Bienvenida sea!

Es como la aceptación de ver la realidad un tanto revuelta, para variar, y todo bien, podemos existir (bien) igual. Que las incertidumbres se tomen el tiempo necesario, yo ya me lo estoy tomando.
Aprendiendo de a poco a resbalar en el hielo... y no darme un gran porrazo!

Como dicen, es cuestión de tiempo. Ese tiempo que un día te regala el logro de tomar distancia, mirar en otra dirección, ver con otros ojos... cambiar la mirada ante la situación que no cambia. Como alcanzar la otra orilla, que antes se veía tan lejana.

Ahora caigo en la cuenta de que para llegar a este escalón, podríamos habernos ahorrado tanto... pero no, es algo que siempre pasa, hasta no experimentar a fondo o quedar empantanada, no se aprende, no se sale.

Y de paso, esta letra viene a decir perfectamente algo tan simple...

"Se es lo que es, lo que siempre se ha sido.

Se siente lo que se siente...

tenga o no tenga evidente sentido!"


La foto es de Google y la letra, de Drexler.

8 comentarios:

luisa maria cordoba dijo...

A veces es bueno aligerar la mochila, porque tanto peso no te deja seguir tu camino, si eres feliz lo demás viene por añadidura.
Con el tiempo y los años nos damos cuenta que hay que ocuparse de uno mismo, ser un poquito egoista, y si nos damos un batacazo nos volvemos a levantar.
Un besito Paola.

Soñadora dijo...

Es bueno de vez en cuando detenernos y revisar la mochila, aligerarla, dejar atrás y continuar con esos grandes aliados que son el tiempo y la experiencia, sólo así vamos aprendiendo.
Acabo de leer también tu post del Principito, es un libro de lectura obligada, y nos ayuda a que ese niño interior que a veces se oculta salga a la luz!
Besitos!

Magah dijo...

Lamento saber que dentro de un tiempo me encuentre lamentando el tiempo perdido, pero deberé saber que he hecho cuanto he podido.

Muy linda entrada Pao!

Paola dijo...

Luisa: exacto, en eso estoy, luego de un tiempito en el que me sentía adormecida... Besos, amiga guapa.

Soñadora: el tiempo... darse tiempo a veces es una ardua tarea, pero no hay muchos otros caminos que me lleven donde quiero ir, ahora. Y si, el principito, un libro genial, no hay muchos q transmitan lo mismo, no? Besos.

Magah: es asi...pero si al final gané en entendimiento, no estará tan perdido (o puede que directamente no me importe!) Justo ahora no me tiene muy pendiente.
Besos!

Adriano dijo...

aah esa sensación de que las cosas no han podido ser de otra forma, que hubo que tocar el fondo para impulsarse a la superficie. no. no es posible ahorrarse nada Paola.. (biste? lo escriví vien aora)

Paola dijo...

Adriano: eso mismo, impulsada a la superficie, o lo intento...
Por lo demás, Gracias!! Ahora sí puedo dormir tranquila. Pero porfavor! no me patine la ortografía, que vamos de mal en peor... Y no-se-re-be-le. Saludito.

Fabiana dijo...

No podemos saltear etapas justamente porque ellas implican aprendizaje.

Esa frase "si hubiera hecho tal cosa" es muy común, pero seguramente de habernos manejado de otra manera, no nos haríamos ningún planteo...

Es el camino correcto. Experiencia y luego decisiones.

Saludos.

roxana dijo...

¡¡¡¡QUE BUENA SENSACiON!!!!!!!!!!!!!!
pensar los pasos que nos hubieramos evitado ya fue!!!!!!!!!!!!! a vivir y sentirse mas alivianada y mejor! a vivir! feliz dia del laburante con la mochila mas descargada!!!!!!!!!!!