15 de septiembre de 2010

Mirada de madre



Orgullo de madre siento cuando veo que él solito se las arregla para multiplicar (6 años) y mentalmente hacer las sumas más diversas. Varias restas también. Y le va tomando gusto a las matemáticas, o eso parece, con la facilidad que yo le encontraba, pero superada ampliamente.

Todo comenzó un día estando en la bañadera, su momento meditativo, cuando se le ocurrió contar filas y columnas de las cerámicas de nuestro baño... llegando a la conclusión de que x veces y era.......

Estímulo tiene, escuchando/viendo a su hermana y mayores, pero incentivo realmente el normal, es su cabecita loca que no descansa y siempre pretende más y más!!

Ni hablar de leer a los 5, escribir ya no sé cuando, aprender de un saque todo lo que le interesa, llevar grabados en su mente los nombres más extraños de dinosaurios y jugar ajedrez básicamente desde el verano pasado, porque es suficiente y la que le enseñó, yo, no puede llamarse experta. El mes pasado les toco con el Scrabell...

Pero tanto o más importante: lucidez impresionante sin dejar de lado Ser Niño, jugar como tal, reír de manera contagiosa, payasear 16 horas al día todos los delirados días y para no perder la costumbre, hacerme renegar.

Amor total, locura de quién escribe por ambos, una artista pintora-bailarina declarada y un genio pequeño. Dos facetas, dos mundos.

Agradecida. Porque uno se siente hacedor, y lo es en gran parte, marcando camino, guiando, pero está la esencia que rescato, son ellos los que arman, los que expresan, los que son tan ellos porque así los dejamos ser. Con personalidades e inquietudes tan definidas, cada uno desarrollando potenciales, individualidad, personalidad y cierto criterio.

Cada uno a su manera, maravillosamente creciendo.

10 comentarios:

BEATRIZ dijo...

Recuerdo el orgullo que sentí desde el primer respiro que dieron mis dos hijos por su cuenta...fue lo máximo!
Ahora aprendo cada día de sus pequeñas grandezas.

Un placer,

Beatriz

Soñadora dijo...

Poli, es hermoso acompañarlos en sus distintos caminos! Aprendemos de ellos, respetamos su individualidad, les acompañamos a respetuosa distancia y sobre todo gozamos de lo lindo!
Besitos,

MAGAH dijo...

Divina entrada Poli!
De lo que hay que leer para verlos cada mañana, no perderlos de vista, no perderselos mientras crecen.

Beso!

Maisa dijo...

Convivo con un mounstruito parecido, que me llena de amor y de orgullo.
Lindas tus palabras; llenas de amor.
Hermosa también la foto!
Beso grande para ambos!
:)

PABLO FRANKO dijo...

Evidentemente los une la curiosa mirada de niño, que si son inteligentes, no la perderan. Que así sea. Hermosa entrada. Beso

Poli dijo...

Beatriz: bienvenida! Ya llevamos varios de esos respiros, están creciendo bien, y lindos!! Besos.

Soñadora: Siempre acompaño, y cuando no es igual a mi visión, también, trato de ver por medio de sus lentes. Besote.

Magah: volviste?? Es elemental no perderlos de vista, es decir, desde q decidí ser mamá el disfrute de su evolución es un ítem importante, para mi. Besotes.

Poli dijo...

Maisa: ahhh, tu mounstrito... que cumple el mismo día que mi mounstrita (ja!), pero ella es más "personaje" del arte, digamos, este chiquito no, es puro razonamiento, memoria, einstein-cito. Besotes para vos y esos divinos!

Pablo: y si, la curiosidad en esta casa es una constante. Yo también espero que no la pierdan de adultos, ni esa intensidad que van mostrando, son seres muy especiales! Besos.

Marcelo dijo...

La mía tiene ocho así que te entiendo, claro que te entiendo!

Poli dijo...

Marcelo: ahh, mi little princess, ja, tiene también esa edad!! Perfilando una pre-adolescencia... y si, se apuran a crecer, sabrán para qué??
Besos.

MAR dijo...

Compartimos la cosas más maravillosa del mundo...ser madres......
Muy lindo post y muy lindo Blog, me encanta tu sensibilidad y sinceridad.
Besos
mar