6 de enero de 2010

Reyes, Magos y Sabios


Madrugada de Reyes. Esta vez, como hace mucho no hacía, puse, junto al par de pequeñitos zapatitos, los mios, claro que más grandes, algo más dorados (porque me salió así, en realidad porque si). Con la misma esperanza y expectativa con la que los esperaba cuando era más chica, niña, y me mandaban a dormir. Y me resistía, preguntándome, por qué si los espio no pasan, etc. etc. Cortamos el pastito, a último momento, para que no quede con las horas mustio, seco, y parezca cualquier otra cosa en vez del manjar apetitoso (que debe ser, seguramente) y nos preocupamos por el agua potable y cristalina.
Un ritual que destinamos a los niños, pero este año, colgando deseos en cada ocasión que se presente, me sumo yo también, y quién me lo impide, escribo mi carta. Con muchos deseos, de logros y de sueños. Con grandes posibilidades, pienso (viendo el vaso medio lleno) y espero, quiero, deseo que así sea.
Momento especial de definiciones, y mi primer deseo va orientado a, con la mayor claridad posible, ver el bosque más allá del árbol. Quiero decidir, con conciencia y sabiduria, porque a esta alturas se hace imprescindible y necesario, de vital importancia, lo mejor para mi y para los involucrados. De la manera que encuentre, en el lugar elegido y el cómo... se irá presentando.
Quiero armonía, evolucionar con felicidad, algo de ayudita de la otra parte, y un cierto grado de sencillez para no entorpecer el tráfico. Y mucho, pero mucho, Bienestar!
Luego, abrir puertas y ventanas, que el amor esté presente siempre, que siempre esté rodeada de amigos, cariño sincero, momentos dichosos y sonrisas a pleno, salud y trabajo, trabajo y salud.
Y, para finalizar, deseo que logremos comunicarnos, algún día, si es posible cercano, con algo más de PAZ. Que los rencores se diluyan, que los recuerdos no interfieran, que el desgaste de las discusiones eternas y sin sentido, ceda. Que veamos más allá de nuestro propio ombligo... con paz, otra vez con armonía (que a veces se hace la distraida) e infinita paz!

Son Magos, son Sabios, entonces danke shön, grazie, merci...

4 comentarios:

Soñadora dijo...

Paola, has escrito tu carta con la ilusión de una niña, y a ello los Reyes Magos no podrán negarse! Que todos tus deseos se hagan realidad!
Besitos,

luisa maria cordoba dijo...

Espero que te traigan todo lo que has pedido, yo tambien pedi un regalo, espero que se cumpla.
Tienes unos niños preciosos, se te ve feliz.
Un besito guapisima.

Paola dijo...

Soñadora: es verdad, sigo siendo un poco niña y me encanta así :). Estos deseos encierran una energia especial. Besos!

Luisa: amiga, gracias, he comentado también tu post, pero no aparece ¿¿?? Deseo de corazón que se te cumpla tu deseo! Mis niños, bueno, no podrian ser más bellos. Por dentro y por fuera. Qué otra cosa puedo decir, como mamá-gallina orgullosisima q soy! Muchos besos.

Magah dijo...

Hermosa carta Paola!!!!
Y hermosos tus amores!!!

Que se cumplan los deseos, por ellos, nuestros amores, y por nosotros!

Besos!